MAG

Estrategias del Proyecto

1. Visión de Género
Transversalidad de la Perspectiva de Género
La Cartera Agropecuaria por intermedio del Proyecto busca generar condiciones favorables, con el objetivo de que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades para acceder a los beneficios ofrecidos por el Proyecto, incentivando el empoderamiento de las mujeres en el espacio productivo, comercial y organizativo.

Para ello realiza acciones estratégicas concretas como:
a. Coordinación inter institucional e intra institucional
A nivel del MAG, el Proyecto articula acciones con la Dirección de Género para la focalización de aspectos técnicos sobre análisis de género. También se dan inter relaciones con otras instituciones cooperantes desde el ámbito local.
El PPI que toma en cuenta la reducción de la pobreza y el desarrollo rural con inclusión de género, busca generar sinergias entre los diversos agentes e instituciones que toman parte de su actividad estratégica en el sector agrario, incluyendo las instancias institucionales de gobierno y organizaciones locales.

b. Implementación de jornadas de capacitación en género a técnicos locales contratados por las organizaciones beneficiarias y promotores rurales del Proyecto y, a la población beneficiaria del PPI en las bases
En articulación con el Ministerio de la Mujer y la Dirección de Género del Ministerio de Agricultura y Ganadería, se instruyen sobre temas como autoestima, metodologías de trabajo con mujeres, e identificación de necesidades prácticas con intereses estratégicos del sector de género rural en relación a aspectos normativos.

Es importante mencionar, que como tema central de las capacitaciones se está promocionando la Ley 5.446/15 de Políticas Públicas para Mujeres Rurales, que ha sido puesta en vigencia el 20 de julio de 2016. Esta Ley promueve y garantiza los derechos económicos, sociales, políticos y culturales de las mujeres, siendo un paso importante para empoderar a las mismas. Para implementar las citadas capacitaciones, está planificada una calendarización mensual de las actividades.

Lo resaltante en cuanto al trabajo con mujeres del campo, es que desde el Proyecto se realizan acciones para implementar metodologías y herramientas participativas, de forma tal que el análisis parta desde los mismos actores de desarrollo y así, puedan identificarse y dar respuestas a aquellas necesidades prioritarias.

c. Plan de difusión transversal/género
La promoción y capacitación campesina para la incorporación de la mujer al desarrollo rural y el fortalecimiento de los grupos campesinos forma parte de un proceso de sensibilización e información de conocimientos técnicos para llevar a cabo actividades productivas y comerciales. Los materiales son diseñados en base a los requerimientos en contenidos, selección de gráficos e imágenes, con cantidades específicas y forma de distribución.

Para la primera etapa, la repartición de materiales impresos de trípticos y cartillas ha sido la recomendada, pensando en la importancia de avanzar con spots y espacios radiales participativos de forma programada y retroalimentadas en talleres, para recabar el alcance de lo transmitido y las necesidades que surgen de la población de mujeres. La población informada estará más dispuesta a ser parte de trabajos gubernamentales tales como proyectos específicos relativos al empoderamiento de mujeres en el país.

Mujeres rurales
La participación de las mujeres rurales del PPI en la población económicamente activa alcanza a una cifra de 4.000 mujeres, representando un 38% del total de beneficiarios del Proyecto, poniendo de relieve que ha habido una mencionable incorporación de ellas al mundo del trabajo por las productivas plataformas laborales que se han generado y por la promoción del trabajo primario que ellas representan como sinónimo de desarrollo rural.

Hay 7 asociaciones exclusivamente de mujeres dentro del Proyecto, que fomentan el cambio direccionando su producción comercial en los rubros de granos, hierbas medicinales, leche y artesanías; para ellas, también existen otros canales de comercialización como las ferias.

Por intermedio de los Planes de Fortalecimiento, el MAG beneficia al Comité de Mujeres Unidas de Guayaibi, del departamento de San Pedro; la Asociación de Artesanas Koe' Yatatitype del departamento de Guairá y; la Asociación de Mujeres emprendedoras de Santa María de Fe y Asociación de Mujeres Unidas de Santa Rosa, del departamento de Misiones.

En Planes de Negocios Articulados en alianzas con empresas, se citan a la Asociación de Comités de Mujeres Feriantes Jaikoporaverekavo y la Coordinadora Distrital de Mujeres Yasy Cañy, ambas del departamento de Canindeyú. Estos planes han dado paso a que las mujeres accedan a inversiones de capital con la consecuente incorporación de tecnologías mediante la compra de maquinarias y equipos para la producción, creando las condiciones para que las mujeres se empoderen en la producción y en la comercialización.

2. Inclusión de jóvenes
El Proyecto identifica actividades que permitan la inserción de jóvenes provenientes de la Agricultura Familiar Campesina, en servicios de agregación de valor dentro de las organizaciones sociales civiles. Según la Dirección General de Estadística, Encuestas y Censos (DGEEC), joven es considerado toda persona desde los 15 a 29 años de edad.

A fines de lograr dicha inserción, la estrategia del Proyecto se basa en identificar los intereses de los jóvenes para formación laboral, ya sea relacionada o no al sector agrícola, que son identificados por los mismos actores, atendiendo dichas demandas con la realización de cursos en coordinación con el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP); el objetivo principal es generar capacidades laborales en los territorios, de modo tal a contar con técnicos calificados en diversas áreas. Actualmente, los cursos demandados son los de mecánica agrícola y manejo de cultivos, entre otros. A más de ello, se promueve la participación activa de los jóvenes en las gestiones administrativas de los planes de negocio articulado.

Con estas acciones el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) apoya la actividad laboral de la población juvenil (varones y mujeres), con escasas oportunidades de trabajo y bajos niveles de condiciones de vida, tendientes a migrar a las ciudades con mayor frecuencia que el resto de la población rural.

El PPI tiene un 5 % de jóvenes como beneficiarios directos.

3. Visión de Medio Ambiente
La estrategia ambiental del Proyecto se basa en la aplicación de recursos de capacitación y asistencia técnica para las Asociaciones Familiares Campesinas (AFC), dirigentes de las Organizaciones Sociales Civiles (OSC), técnicos públicos y de las empresas núcleo o motor de la cadena de valor, publicación de materiales sobre buenas prácticas agrícolas y ambientales, en diversos soportes tecnológicos para su difusión.

El Proyecto cuenta con una experta ambiental para asistir a las OSC, sus técnicos y sus productores. Así mismo los Planes de Negocios Articulados establecerán como criterio de desarrollo la diversificación productiva de la finca, contemplando uno o más rubros de renta, pero también parcelas para la producción de alimentos para la familia y parcelas en recuperación de suelos y aplicación de abonos verdes, asistencia técnica, incorporación de tecnologías, buenas prácticas agrícolas ambientales, diversificación de las fincas, sensibilización, capacitación y difusión de conocimientos, y financiamiento de seguros agrícolas.

Se contempla acciones intra e interinstitucionales conjuntamente con la Secretaría del Ambiente (SEAM), Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE), etc.

La situación ambiental actual del Paraguay, está vinculada al modelo extractivo utilizado desde antaño por los agricultores familiares campesinos. Los problemas ambientales asociados con este modelo de desarrollo económico son: a) el deterioro de la calidad de los suelos, que genera impactos negativos sobre la competitividad de la agricultura; b) la deforestación; c) la presión y contaminación sobre los recursos hídricos, por el uso excesivo de agroquímicos y; iv) vulnerabilidad y riesgo ante el cambio climático.

4. Inclusión financiera o Servicios Financieros Rurales
La estrategia para el acceso al Crédito y Desarrollo de Servicios Financieros propone que los beneficiarios y las Organizaciones Sociales Civiles (OSC), para desarrollar sus actividades definidas por los Planes de Negocios Articulados (PNA), cuenten con un conjunto de instrumentos que apuntan a asegurar el acceso al crédito:

- Los Certificados de Ahorro/Depósito (CDA) para las OSC, permiten generar una garantía real y exigible y, bajar el riesgo para las instituciones de intermediación financiera y la tasa de interés.
- La asistencia técnica para el seguimiento de la “cartera” a nivel de las OSC y seguimiento de las “carteras” de los asociados, para bajar costos de transacción para las Instituciones Financieras de Intermediación (IFIs).
- El incentivo a la contratación de seguros agrícolas mediante aportes no reembolsables del Proyecto, bajando el nivel de riesgo para las IFIs.
- Los acuerdos (contratos) comerciales entre las OSC de las AFC y la empresa núcleo o motor de la cadena, que contribuye a bajar el riesgo.

Políticas de financiamiento rural y crédito
La oferta de servicios financieros y de crédito en el país, es insuficiente para atender a las necesidades de la AFC. Las características y condiciones de los créditos y microcréditos otorgados a la AFC y otros clientes rurales son normalmente de corto plazo y las tasas oscilan entre el 17% y el 30%. La bancarización de la AFC es muy limitada por las condiciones que requieren las IFIs para cuentas corrientes, depósitos de ahorro y otros servicios financieros.

Las principales barreras para atender el sector de la AFC y población rural pobre, son:
- El riesgo crediticio.
- La informalidad del sector.
- Los altos costos operativos.
- La falta de garantías reales, que no permite cumplir con las normativas para aprobación de crédito.

Para sortear dichas barreras, el Gobierno de Paraguay apunta a estimular la competencia entre las instituciones y empresas de intermediación financiera en los diversos mercados (consumo, producción, inversión), evitar las distorsiones en el mercado y reforzar la supervisión y regulación del Banco Central del Paraguay (BCP). Desde la política pública se busca estimular un sistema de incentivos para que las entidades financieras de diferente tipo (Bancos privados, Financieras, Cooperativas), incrementen la oferta de financiamiento a la Agricultura Familiar Campesina (AFC).

5. Estrategia de Comunicación y Difusión
La Estrategia Comunicacional del PPI dirige sus acciones a posicionar el Proyecto en el entorno, fomentando la generación, el uso y la difusión de los resultados. Se basa en los productos del Sistema de Seguimiento y Evaluación, transformando éstos, en materiales de comunicación. Además, promoverá a distintos niveles el conocimiento y la comprensión del PPI en base a lecciones aprendidas, a través de la difusión.

Objetivos generales
  • - Optimizar el flujo de la información del proceso de ejecución del Proyecto entre las instituciones involucradas, autoridades locales y nacionales, y ciudadanía en general.
  • - Dar a conocer el Proyecto a los potenciales actores involucrados y a los principales beneficiarios.
  • - Promover la valoración por parte de los públicos de conceptos tales como inclusión social, cadenas de valor, integración de organizaciones, lecciones aprendidas, oportunidades en competitividad agraria, reducción de la pobreza como prioridad nacional del gobierno, etc.
  • - Informar y comunicar los resultados del mismo a organismos y entidades públicas que podrían estar interesados en el Proyecto.

SEGMENTACIÓN POR OBJETIVOS
I. FORTALECER LA COMUNICACIÓN INTERNA DEL PROYECTO 1. Propiciar espacios de articulación entre comunicadores de las organizaciones vinculadas al PPI
2. Elaborar y difundir materiales de presentación del Proyecto
3. Difundir información sobre avances del Proyecto
4. Instalar una herramienta de colaboración y comunicación para grupo de gestión
II. GENERAR MAYOR CONOCIMIENTO DEL PROYECTO A NIVEL PÚBLICO 5. Registrar y difundir como el Proyecto influye en públicos objetivos
6. Producir y distribuir información de las actividades del Proyecto
7. Acompañar la fase de cierre
III. COMUNICACIÓN DE TEMAS DE INCIDENCIA 8. Generar y distribuir información actualizada al público en general

Canales e instrumentos
Los medios y canales claves serán seleccionados y utilizados en función de los distintos segmentos de los públicos a los cuales el Proyecto se propone llegar con sus mensajes e interactuar en función de los objetivos del mismo. Se citan:

- Medios Impresos: periódicos nacionales y locales, suplementos, revistas, otros.
- Medios Radiales: radioemisoras AM (preferentemente) y FM estatales, privadas y comunitarias.
- Medios Televisivos: Canales abiertos y por cable, públicos y privados.
- Medios Digitales: Página Web y Redes sociales institucionales, otros.
- Materiales institucionales y promocionales: trípticos, folletos técnicos, afiches, banners, carteles, textiles, etc. Audiovisuales, spots, comunicados de prensa y publicaciones.
Actividades grupales tales como Talleres con técnicos, funcionarios y autoridades, etc. Reuniones, exposiciones, foros, actos y eventos.

Actividades del Plan de comunicación
Los principales productos y resultados esperados de la comunicación del Proyecto son:
- Estrategia y Plan de Comunicación y Difusión del PPI.
- Identidad visual: logo, papelería, banners, brochures, etc.
- Manual de identidad corporativa.
- Boletín electrónico. Lista de destinatarios.
- Campaña de sensibilización y concienciación.
- Publicaciones periodísticas.
- Comunicado de prensa.
- Publicaciones diarios, Web y redes sociales. Difusión en radio.
- Columna de opinión de expertos en diarios.
- Gestión en las redes sociales digitales.
- Evaluación.

Sistematización de experiencias y gestión del conocimiento
El mecanismo previsto por el Proyecto para facilitar la gestión del conocimiento se basa en una serie de sistematizaciones de experiencias que consiste en seleccionar una experiencia relevante (eje de sistematización) que puede ser positiva, negativa o innovadora, construida desde los propios actores involucrados en el desarrollo de la experiencia, analizar qué pasó y cómo pasó y extraer lecciones para mejorar las prácticas.

El PPI pondrá mucho énfasis en la comunicación del Proyecto y la difusión de las lecciones aprendidas, los logros y la metodología del PPI con el fin de que las herramientas y metodologías sean reconocidas en el país y para facilitar su posible institucionalización en el MAG u otros órganos estatales a mediano o largo plazo.

Los resultados y avances del Proyecto, se visibilizarán a través de diferentes formatos, como artículos, video, audio, página web, es decir aprovechar al máximo el uso de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC).