MAG
CENTRAL: Avanzan trabajos de asistencia técnica control y seguimiento
Publicado: 03/17/17 10:01:a. m.

El gerente técnico Lucio Báez, del Centro de Desarrollo Agropecuario (CDA) acompañado de su equipo técnico de campo, realiza trabajos de control y seguimiento a las fincas de las familias rurales del departamento Central. Realizaron visita a la finca del productor Pablo Medina, que se dedica a la producción de mudas de frutilla, encontraron buen desarrollo vegetativo de los plantines, que se reproducen por estolones. Constataron que están prendiendo en las respectivas macetas individuales.

Los extensionistas de la Agencia Local de Asistencia Técnica, ALAT Areguá dieron las recomendaciones de referencia, como así también evacuaron preguntas y otros aspectos técnicos referentes al manejo de producción de los plantines de frutilla.

La semilla de la frutilla es una pequeña planta, de un racimo inicial comercializada por unidad. El importe incide sobre el costo de producción pudiendo constituirse en una barrera para la expansión del cultivo. Este artículo enseña en teoría como obtener plantines de frutilla a través de una planta madre.

IMPLANTACIÓN DEL VIVERO

Los pasos a seguir para la implantación del vivero son:

1) La buena elección del lugar, debiendo observarse de que no haya sido cultivado anteriormente con frutilla, que tenga buena insolación y ventilación y asegurada una fuente de provisión de agua para riego.

2) La preparación del suelo incluye el volteo o arada, la incorporación de suficiente materia orgánica (estiércol o compuesto) y del fertilizante químico disponible; nivelación y la confección de tablones de aproximadamente 2 metros de ancho.

3) La plantación de la planta-madre con un espaciamiento de 2 metros x 1 metro. Este espaciamiento brinda suficiente lugar para el enraizamiento de los estolones, generando plantines vigorosos y con abundante sistema radicular.

CUIDADOS CULTURALES EN EL VIVERO
Los cuidados culturales más importantes que se deben tener en cuenta en el vivero son:

1-Sombraje o media-sombra: Sirve para proteger a las plantas de los intensos rayos solares y de las altas temperaturas, características de la época de verano y para evitar la rápida evaporación del agua de riego. Cualquiera sea el material utilizado, se debe procurar que apenas el 40 ó 50% de luz penetre en el vivero (50 a 60 porciento de sombra) y que el cultivo tenga una altura mínima de 1,80 metros para facilitar la ventilación y la realización de los cuidados culturales en el vivero. Las media sombras pueden construirse utilizando hojas de coco, takuara, malla plástica o cualquier otro material disponible en el mercado.

2- Riego: Es uno de los cuidados culturales más importantes en la producción de mudas de frutilla pues el agua disuelve los nutrientes del suelo, que las plantas absorben por las raíces. El suelo húmedo facilita el enraizamiento de los estolones que se arrastran sobre la superficie del suelo. El riego, sea por goteo o por aspersión, se debe realizar de dos o tres veces por día.

3- Fertilización de cobertura: Consiste en la aplicación complementaria de abonos nitrogenados para ayudar al crecimiento de los plantines. Aunque es aún temprano para abordar este tema conviene adelantar que la fertilización de cobertura se deberá realizar en dos oportunidades: 20 gramos por metro cuadrado en noviembre y enero. El agregado de estos fertilizantes debe realizarse cuando el suelo esté húmedo o regar inmediatamente después de la aplicación de los mismos.

4- Remoción o escarificación del suelo y control de malezas: Permite romper la costra que se forma en la superficie del suelo causada principalmente por el riego por aspersión. Al remover el suelo se facilita el enraizamiento de los estolones y esto ayuda a eliminar las malezas.

Fuente: Ing. Agr. José F. Bareiro

Enlace de la Fuente


Temas / Categorías
No hay Temas

Compartir esta noticia


Últimas Noticias Publicadas