Aguarde un momento.


   
Consejo Asesor Agrario comparte optimista informe agrícola con el presidente Horacio Cartes
Fecha: 20/03/2017

El Consejo Asesor Agrario fue recibido por el presidente Horacio Cartes en la residencia presidencial Mburuvicha Roga. El Consejo Asesor Agrario – CAA, está conformado por el ministerio de Agricultura y Ganadería, los Gremios y las Cámaras de la Producción.


Luego de evaluar la presente campaña agrícola presentaron avances y logros referentes a la producción agropecuaria nacional. El mencionado Consejo fue creado en el año 2007 como organismo consultivo y es la primera vez, desde su creación de hace más de 10 años, que se reúne con un Presidente de la Republica. Estos avances y logros fueron posibles gracias al esfuerzo compartido entre los sectores público y privado, al trabajo coordinado, dialogo permanente y al decidido apoyo del gobierno nacional.

El informe señala el buen año de campaña agrícola que se está teniendo; la soja, principal rubro de exportación del país, aumento su superficie de siembra en 60.000 hectáreas y con un incremento en los rendimientos, la producción aumento en aproximadamente 800.000 toneladas más que en el año 2016, lo que permitirá superar por primera vez las 10.000.000 de toneladas en este rubro inyectando al campo estimativamente más de 3.000.000.000 de dólares, sin contar con los demás ingresos de la exportación de los derivados que dinamizan la economía.

La Agricultura Familiar participa en la cadena de la soja con 22.000 productores de menos de 50 hectáreas. Los resultados de las alianzas público privadas en la investigación agrícola, permitieron por primera vez lanzamientos de variedades nacionales de soja de alto rendimiento y resistentes a la roya.

Otros rubros como el arroz han conseguido recuperarse, gracias a la apertura de nuevos mercados, la recuperación del principal mercado que es el Brasil y al aumento del volumen de exportación en el 213%, todo esto acompañado de una mejoría de precios del orden del 40% y el aumento del rendimiento por hectárea.

El último informe del Departamento de Agricultura de los EE.UU. ubico al Paraguay en el séptimo lugar entre los exportadores de maíz, con una participación en el comercio mundial de 2.300.000 toneladas y una producción estimada de 5.000.000 de toneladas.
El sector pecuario también aumentó su exportación. En los primeros dos meses del año 2017 se han exportado carnes, productos y sub productos de origen animal por valor de U$S 207.719.598, lo que representa un aumento del 15% con respecto al mismo periodo del 2016 (179.473.269); y un 8% más con respecto al mismo periodo del 2015 (191.666.547).

Los cultivos de la Agricultura Familiar están mostrando indicadores positivos; la mandioca, cuyo precio aumento de 170 guaraníes a más de 500 guaraníes por kilo. En el rubro del algodón, cuya importancia en la economía familiar campesina es bien conocida, se ha logrado duplicar el área de siembra. El sésamo ha conseguido aumentar los rendimientos, pasando de 400 kilos a 700 kilos por hectárea.

“Todas estas situaciones señaladas permitieron balancear las finanzas de los productores y, por consiguiente, impulsar gran parte de la economía nacional”, manifestó el ministro Baruja.

ANTECEDENTES

El sector agrícola ha enfrentado en los dos últimos años situaciones financieras críticas derivadas de la abrupta caída de los precios, las contingencias climáticas y las dificultades económicas en países de la región. Este escenario llevo a la mayoría de los productores a la imposibilidad de honrar sus compromisos financieros.

Ante esta coyuntura, los Gremios y las Cámaras de la Producción integrados en el CAA solicitaron al Gobierno Nacional medidas de contingencia para enfrentar la situación. Las medidas consistían principalmente en otorgar mayores plazos a los compromisos financieros asumidos, de manera dar el oxígeno necesario para evitar la descapitalización y permitir seguir trabajando.

El gobierno nacional, consciente de estas dificultades, a través del Banco Central del Paraguay dicto las Resoluciones 1 y 2 del 25 de noviembre de 2015, y las números 7, 8 y 9 de fecha 20 de abril de 2016, con pretensiones de una estrategia financiera a deudores del sector productivo, mediante el otorgamiento de un plazo suficiente a los bancos que les permita evaluar profundamente la situación económica y financiera de sus clientes, de forma a asegurarse el repago de la deuda, atendiendo a la capacidad económico financiera real de los mismos. A estas medidas favorables se sumó la promulgación de la Ley N° 5527/15 de Rehabilitación Financiera.

Este accionar coordinado entre el gobierno y sector privado ha dado sus resultados y en la actualidad la situación es diferente.


Visitas: 286

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Departamento de Comunicaciones