Aguarde un momento.


   
Beneficiario indígena del MAG asiste a taller para tratar sobre nuevos acuerdos en el continente
Fecha: 28/11/2016

Sistemas alimentarios y formas de vida sostenibles indígenas del pueblo aché, fue el tema de exposición con que Paraguay participó en el Taller de Comunidades Indígenas LAC, dado en El Salvador del 22 al 27 de noviembre pasado.


El Taller preparatorio de Latinoamérica y el Caribe (LAC) denominado “Empoderamiento económico de pueblos indígenas con enfoque en mujeres y juventud”, tuvo lugar en el Hotel Terraza de la ciudad de San Salvador, como parte de un conjunto de esfuerzos que se vienen desarrollando sobre nuevos enfoques y definición de los mensajes y recomendaciones centrales en el marco del III Foro de los Pueblos Indígenas - Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA) que se realizará en Roma, Italia, del 10 al 13 de febrero de 2017.

Con la participación de 40 representantes de pueblos indígenas y observadores de entidades gubernamentales, fueron analizados los avances, obstáculos y soluciones para implementar los planes de acción acordados con la División de Latinoamérica y el Caribe del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA). Los países que tomaron parte del encuentro fueron: México, Guatemala, El Salvador, Nicaragua, Colombia, Perú, Bolivia, Chile, Brasil, Paraguay, Ecuador, Costa Rica y Alemania.

El evento fue organizado por el FIDA, conjuntamente con el Grupo Internacional de Trabajo sobre Asuntos Indígenas (IWGIA), el Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de Latinoamérica y el Caribe (FILAC), el Centro para la Autonomía y Desarrollo de los Pueblos Indígena (CADPI), el Consejo Indígena de Centro América (CICA) y el Consejo Coordinador Nacionalidad Indígena Salvadoreño (CCNIS).

Paraguay habla sobre nutrición y empoderamiento económico de Comunidad Indígena
Juan Japegi, que recibe un Plan de Microcapitralización para Comunidades Indígenas (PMCI) como beneficiario de la Cartera Agropecuaria, es fundador de la Federación de los Pueblos Aché del Paraguay y actual vicepresidente del Consejo Comunitario de la Comunidad Indígena de Ypetimí, situado en el distrito de Aba’í del departamento de Caazapá, viajó hasta Centroamérica como representante aborigen.

En su discurso de participación dentro del panel, indicó que su Comunidad Indígena, compuesta de 87 familias asentadas en 1600 has de tierras propias, se aboca a actividades exclusivamente agrícolas con el afán de seguir progresando y generando los ingresos necesarios para una vida digna, a pesar de que este tipo de producción no es habitual dentro de su pueblo, apostado más bien a mantener las actividades tradicionales de recolección y caza los días sábados y domingos, con la participación de todos los miembros de la familia (madre, padre, hijos). En cuanto a la producción agrícola, la comunidad cultiva rubros de autoconsumo (mandioca, batata, poroto, feijao, mani, banana, yerba mate, palmito), así como también hortalizas y frutas.

Explicó que el gran desafío que significa el avance de la frontera agrícola, ha ido transformando su forma de vida, convirtiéndose en agricultores y de esa forma, adaptando un sistema alimentario con nuevos rubros. Sin embargo, todavía conservan sus alimentos tradicionales como el “mandi´o picá” o caldo de mandioca con carne picados, y el “bre´e” que se extrae del pindó y se prepara como la polenta. A más de rubros agrícolas, igualmente cuentan para consumo con animales menores, vacas lecheras y aves.

Durante otro momento, Japegi habló sobre el cultivo de renta en que ha incursionado su colectividad; rubros no tradicionales para pueblos indígenas como soja, el trigo y el maíz, con manejo de suelo con siembra directa en forma mecanizada, una parte de la cual es dirigida para el autoconsumo (mandioca, batata, poroto, feijao, maní y banana) y el excedente, para la venta (soja, trigo, maíz). La experiencia motivadora se tradujo en ganancias significativas, recaudando en el primer año, unos 16 millones de guaraníes por hectárea, que fueron muy útiles para cancelar deudas de créditos y acrecentar las áreas de cultivo, contando actualmente con 66 hectáreas de producción para renta. Señaló, que si bien las ganancias actuales son menores comparativamente a 10 años atrás, prevén consolidar su sistema productivo de renta, dados los ingresos económicos que hacen posible cubrir las necesidades básicas de su comunidad.

Además, exaltó el papel importante de las mujeres en el ámbito de su tribu al tratar de revivir sus tradiciones culturales, infundir el sentimiento de tradición en la elaboración de alimentos, laborar en las tareas comunales a la par del hombre, y tomar parte en el proceso de adopción de decisiones que afectaban al futuro de todo el grupo.

Finalmente, Juan Japegi instó a que los organismos internacionales apoyen a las comunidades para la generación de ingresos, comentando que una buena idea para las comunidades es procesar en forma artesanal la soja. En otras palabras, expreso que en estas circunstancias, las comunidades indígenas irán paulatinamente empoderándose económicamente y abandonando las calles de las ciudades.

APOYO DEL MAG
La comunidad indígena de Ypetymi, fue beneficiada con G. 94.212.000 procedentes del Plan de Micro capitación Indígena del MAG que ejecuta el Proyecto Paraguay Inclusivo (PPI). El objetivo del plan es fortalecer la infraestructura comunitaria mediante la construcción de un salón de uso comunitario que será destinado para las reuniones convocadas por la comunidad, así como para realizar eventos culturales, de manera a fortalecer los lazos comunitarios mediante la valorización de la cultura Aché. El salón que se encuentra en construcción, medirá 20 metros de largo por 16 metros de ancho, y se realizará bajo especificaciones técnicas de un arquitecto que fue contratado en el marco del proyecto, donde la misma comunidad ha definido sus necesidades y requerimientos físicos de la edificación. Como contrapartida de la comunidad, se tiene previsto apoyar la excavación de un pozo ciego para los baños a ser construidos. La comunidad cuenta con un consejo de desarrollo comunitario, desde donde se toman todas las decisiones.

RECOMENDACIONES ACORDADAS EN EL TALLER
RECOMENDACIONES SOBRE EMPODERAMIENTO ECONÓMICO
Empoderamiento económico es el proceso mediante el cual los pueblos indígenas son dueños de su propio desarrollo y planes de vida, basado en la libre determinación y autonomía, así como de sus procesos organizativos, gestión y control de activos vinculados a sus territorios con sus actividades culturales, espirituales, productivas y económicas, desde los niveles locales, nacionales e internacionales. Esto implica un abordaje holístico, la aplicación de los conocimientos ancestrales y su práctica cotidiana en las esferas culturales, territoriales, ambientales sociales, políticos, espirituales, educativos, ambientales y de salud, desde la cosmovisión de los mismos pueblos.

Los pueblos indígenas propusieron para un empoderamiento pleno y efectivo, la aplicación del enfoque de derechos humanos que permita continuar construyendo relaciones de igualdad y respeto entre los Pueblos Indígenas y el resto de la Sociedad.

Para el empoderamiento integral de los Pueblos Indígenas se requiere también desarrollar mecanismos y estrategias de comunicación que generen relaciones de confianza y respeto entre los equipos técnicos del FIDA y los pueblos indígenas, y las instancias de Gobierno que ejecutan los programas del FIDA. Mencionaron también la flexibilización de los proyectos ante los cambios presentados durante el transcurso de la ejecución debido a condiciones climáticas, naturales y conflictos sociales, entre otros.

RECOMENDACIONES SOBRE SISTEMAS DE NUTRICIÓN Y ALIMENTOS INDÍGENAS
Se propuso promover la creación de bancos de semillas nativas de manera a fortalecer y recuperar los conocimientos ancestrales en cuanto a la producción agro ecológica. Así también, contribuir a la consolidación de las organizaciones de los pueblos indígenas mediante el intercambio de conocimientos y experiencias en prácticas agroecológicas y cultivos tradicionales.

RECOMENDACIONES SOBRE EMPODERAMIENTO ECONÓMICO
En cuanto este punto, las recomendaciones se dirigieron a proponer trabajos con aplicación de enfoque de derechos humanos que permita continuar construyendo relaciones de igualdad y respeto entre los Pueblos Indígenas y el resto de la sociedad, acompañando la búsqueda de mercados y comercialización de productos, tomando en cuenta el fortalecimiento de las propias capacidades técnicas, organizativas, de gestión y, mercadeo de mujeres y jóvenes de Pueblos Indígenas. Así, también desarrollar mecanismos y estrategias de comunicación que generen relaciones de confianza y respeto entre los equipos técnicos del FIDA y los pueblos indígenas, y las instancias de Gobierno que ejecutan los programas del FIDA. Mencionaron también la flexibilización de los proyectos ante los cambios presentados durante el transcurso de la ejecución, debido a condiciones climáticas, naturales, conflictos sociales, entre otros, que suelen presentarse.

FOTOS: gentileza del Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América Latina y el Caribe (FILAC) y Consejo Coordinador Nacional Indígena Salvadoreño (CCNIS).


Visitas: 260

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Celia Escobar Schaerer, Especialista en Comunicación