Aguarde un momento.


   
Manejo Poscosecha de Cebolla
Fecha: 26/08/2016

El Ministerio de Agricultura y Ganadería, a través de la Dirección de Comercialización, el Departamento de Asesoría en Mercado, elaboro un material con relación al Manejo Poscosecha de Cebolla, destinado a productores y técnicos.


El mayor volumen de cebolla que se comercializa en el mercado local de Asunción, aproximadamente 80% es de origen extranjero, principalmente de Argentina y Brasil. La producción nacional presenta una oferta estacional, concentrándose principalmente entre los meses de octubre a diciembre.
La demanda diaria supera las 100 toneladas, prefiriéndose los bulbos de tamaño mediano, de forma uniforme y buena calidad.
La cosecha se debe realizar cuando se estrangule y se cierra el cuello ubicado entre el bulbo y las hojas, luego las hojas se amarillentan y se tumban. Se recomienda realizar la cosecha cuando el 50% de las plantas se encuentren en este estado.
Las cosechas anticipadas pueden ocasionar problemas posteriores como: el no cierre del cuello, la no formación de las catáfilas (*) externas, pueden originar los rebrotes y disminuir el rendimiento de la parcela. Si se cosecha tardíamente puede producir pudriciones y daños a los bulbos a consecuencia de factores ambientales como: lluvia, sol, etc.
Manejo Poscosecha de Cebolla
El curado
Esta práctica tiene como finalidad el secado de las raíces, catáfilas externas y del cuello del bulbo. Además, durante este proceso las catáfilas externas completan el color característico del cultivar. Es esencial para impermeabilizar el bulbo y prevenir infecciones.
En Argentina, el curado de la cebolla se efectúa directamente en el campo. El tiempo requerido en esta etapa dependerá de la condición climática del lugar (temperatura, viento y humedad). A temperaturas de 25-27 ºC y 60-70 % de humedad relativa, se demora 10 a 15 días. El proceso se lleva a cabo sin eliminar el follaje y puede cumplimentarse totalmente en el surco o parcialmente en él y completarse durante el almacenaje.
En países o zonas donde no se dan las condiciones climáticas adecuadas para un buen curado a campo, se hace necesario que el mismo se efectúe artificialmente, en instalaciones especiales, con temperaturas de 35-40ºC durante 24 horas.
El curado a campo también se puede hacer colocando los bulbos en cajas de madera con listones con la suficiente separación como para asegurar una adecuada ventilación. Una vez finalizada esta etapa llegamos a un punto que tenemos la máxima calidad posible, por lo tanto nuestro objetivo a partir de entonces debe ser el de mantener esa calidad hasta que el producto llegue al consumidor final.

Corte de hojas, raíces y limpieza
Después del curado, se debe realizar el corte de las raíces y de la parte aéreas seca de las cebollas. La limpieza se puede hacer en forma manual o mecanizada: con cepillo se retira la arena adherida a los bulbos y las catáfilas sueltas.
REQUISITOS GENERALES
La cebolla deberá presentar las características típicas dela variedad o cultivar, en cuanto forma y color.
Los bulbos deberán ser enteros, fisiológicamente desarrollados, firmes, senos, secos, limpios y con las raíces cortadas. No presentarán elementos que comprometan la higiene del producto, ni olor o sabor extraño. El tallo debe estar retorcido y presentar un corte neto no superando los 4 cm de longitud.

CLASIFICACIÓN
La clasificación de las cebollas será la siguiente:
Calibre: de acuerdo con el mayor diámetro transversal del bulbo.
Calibre Diámetro transversal (mm)

2 ………………… mayor de 35 hasta 50
3…………………..mayor de 50 hasta 70
4…………………..mayor de 70 hasta 90
5…………………..mayor de 90

Categorías o calidad: de acuerdo con los límites de tolerancia de defectos establecidos en porcentaje.

Con relación al envasado
Los envases, podrán ser bolsas de malla abierta o cajas, conteniendo hasta 25 kg netos. Deberán ser nuevos, limpios y secos, que no trasmitan olor ni sabor extraños al producto. EL contenido de cada envase deberá ser homogéneo y estar constituido úicamente por cebollas del mismo origen, variedad, calidad y calibre.
Las cebollas deberán disponerse según las condiciones establecidas en el PNA 31 00207.

ETIQUETADO
El etiquetado, debe contener como mínimo los siguientes datos: nombre del producto, variedad, categoría, calibre, peso neto, nombre del productor o comité, zona de producción, país de origen y fecha de empaque.

TRANSPORTE
El transporte de los productos, se deberá realizar en vehículos abiertos o cerrados, ventilados, refrigerados, en condiciones de higiene que los preservan de contaminaciones y olores extraños que aseguren la conservación, el mantenimiento, la calidad, la identidad y la inocuidad del producto.

*Catáfilo o Catáfila: En Botánica se denomina catáfilo o catáfila a cada una de las hojas modificadas y reducidas... ejercen la función de reserva de nutrientes, como por ejemplo en el caso de los bulbos de la cebolla (Allium cepa) o del ajo (Allium sativum).


Visitas: 344

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Departamento de Comunicaciones