Aguarde un momento.


   
Gobierno abre oportunidades a mujeres emprendedoras
Fecha: 12/08/2016

El MAG busca generar las condiciones favorables para que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades de acceder a los beneficios, incentivando el empoderamiento femenino en el espacio productivo, comercial y organizativo.


Para ello realiza acciones estratégicas concretas como:

a. Coordinación inter institucional e intra institucional
El Ministerio de Agricultura y Ganadería avanza en un trabajo de alianza estratégica con el Ministerio de la Mujer y apoyo de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO). A nivel del MAG, el proyecto articula acciones con la Dirección de Género para la focalización de aspectos técnicos sobre análisis de género. También se dan inter relaciones con otras instituciones cooperantes desde el ámbito local.

El Proyecto Paraguay Inclusivo que toma en cuenta la reducción de la pobreza y el desarrollo rural con inclusión de género, busca generar sinergias entre los diversos agentes e instituciones que toman parte de su actividad estratégica en el sector agrario, incluyendo las instancias institucionales de gobierno y organizaciones locales.

b. Implementación de jornadas de capacitación en género a técnicos locales contratados por las organizaciones beneficiarias y promotores rurales del proyecto y, a la población beneficiaria del PPI en las bases
En articulación con el Ministerio de la Mujer y la Dirección de Género del Ministerio de Agricultura y Ganadería, se instruyen sobre temas como autoestima, metodologías de trabajo con mujeres, e identificación de necesidades prácticas con intereses estratégicos del sector de género rural en relación a aspectos normativos.

Es importante mencionar, que como tema central de las capacitaciones se está promocionando la Ley 5.446/15 de Políticas Públicas para Mujeres Rurales, que ha sido puesta en vigencia el 20 de julio de 2016. Esta Ley promueve y garantiza los derechos económicos, sociales, políticos y culturales de las mujeres, siendo un paso importante para empoderar a las mismas. Para implementar las citadas capacitaciones, está planificada una calendarización mensual de las actividades. Así, en el mes de agosto, se desarrollarán talleres de aprendizajes en los departamentos de Misiones y Paraguarí, teniendo como meta llegar a 250 personas capacitadas.

Lo resaltante en cuanto al trabajo con mujeres del campo, es que desde el proyecto se realizan acciones para implementar metodologías y herramientas participativas, de forma tal que el análisis parta desde los mismos actores de desarrollo y así, puedan identificarse y dar respuestas a aquellas necesidades prioritarias.

c. Plan de difusión
La promoción y capacitación campesina para la incorporación de la mujer al desarrollo rural y el fortalecimiento de los grupos campesinos forma parte de un proceso de sensibilización e información de conocimientos técnicos para llevar a cabo actividades productivas y comerciales. Los materiales son diseñados en base a los requerimientos en contenidos, selección de gráficos e imágenes, lenguaje básico y no mucho tecnicismo, con cantidades específicas y forma de distribución.

Para la primera etapa, la repartición de materiales impresos de trípticos y cartillas ha sido la recomendada, pensando en la importancia de avanzar con spots y espacios radiales participativos de forma programada y retroalimentadas en talleres, para recabar el alcance de lo transmitido y las necesidades que surgen de la población femenina. La comunicación permanente garantizará que el tema sea dominado para el público objetivo. La población informada estará más dispuesta a ser parte de trabajos gubernamentales tales como proyectos específicos relativos al empoderamiento de mujeres en el país.

Mujeres rurales
La participación de las mujeres rurales del PPI en la población económicamente activa alcanza a una cifra de 4.000 mujeres, representando un 38% del total de beneficiarios del proyecto, poniendo de relieve que ha habido una mencionable incorporación de ellas al mundo del trabajo por las productivas plataformas laborales que se han generado y por la promoción del trabajo primario que ellas representan como sinónimo de desarrollo rural.
Hay 7 asociaciones exclusivamente de mujeres dentro del proyecto, que fomentan el cambio direccionando su producción comercial en los rubros de granos, hierbas medicinales, leche y artesanías; para ellas, también existen otros canales de comercialización como las ferias.

Por intermedio de los Planes de Fortalecimiento, el MAG beneficia al Comité de Mujeres Unidas de Guayaibi, del departamento de San Pedro; la Asociación de Artesanas Koe’ Yatatitype del departamento de Guairá y; la Asociación de Mujeres emprendedoras de Santa María de Fe y Asociación de Mujeres Unidas de Santa Rosa, del departamento de Misiones.

En Planes de Negocios Articulados en alianzas con empresas, se citan a la Asociación de Comités de Mujeres Feriantes Jaikoporaverekavo y la Coordinadora Distrital de Mujeres Yasy Cañy, ambas del departamento de Canindeyú. Estos planes han dado paso a que las mujeres accedan a inversiones de capital con la consecuente incorporación de tecnologías mediante la compra de maquinarias y equipos para la producción, creando las condiciones para que las mujeres se empoderen en la producción y en la comercialización.

CASO EXITOSO
Coordinadora Distrital de Mujeres Yasy Cañy
El MAG ejecutor del PPI, desde una perspectiva de país productivo con inclusión de género, apoya a la asociación con un monto de 759.000.000 guaraníes, planteando como estrategia de acción un Plan de Negocio Articulado para beneficiar a 103 mujeres rurales abocadas al proceso productivo de campo en el distrito de Curuguaty, departamento de Canindeyú. Cabe resaltar que el plan contempla un fondo de garantía de 128.000.000 guaraníes, recurso monetario para el apalancamiento financiero como alternativa viable para el acceso a créditos destinados a la producción.

Apostada en una asociación bien organizada, la coordinadora cuenta con una estrategia de producción y comercialización con la empresa Shirosawa Co. para la venta segura de sésamo como producto estrella y, poroto, maíz y feijao como rubros alternativos.

Esta historia de emprendedurismo iniciada a finales del 2015, que incorpora más tecnología a la producción con la adquisición de maquinarias e implementos agrícolas, generará a 5 años, entre 900 a 1.000 Kg/ha. en producción de granos, traduciéndose en un crecimiento positivo del 30 % en el rendimiento de sus rubros. Antes de la implementación del plan de negocio, la coordinadora disponía de 100 hectáreas de producción de sésamo con un rendimiento estimado de 450 Kg/ha de producción. Así, las mujeres han mejorado su gestión en atención a los compromisos asumidos, tal que para la zafra 2016/2017, han conseguido mecanizar 120 hectáreas para la producción de granos a la fecha. Con la innovación productiva que recorta el tiempo de los trabajos, se estima llegar a unas 200 hectáreas mecanizadas para finales de este año; esto representan unos 100.000 Kg. de granos, sin descuidar los rubros de autoconsumo.

Solo en el cultivo de sésamo, cada mujer productora dispone en promedio de una hectárea de producción. Se genera un ingreso por zafra de 3.000.000 de guaraníes. Las mejoras, han favorecido de la misma forma a la asociación, en el fortalecimiento para la puesta de ferias locales destinadas al consumidor, donde todas participan como feriantes. Con el plan de negocio, la comercialización conjunta representa ganancias aproximadas de 350.000.000 guaraníes anuales, útiles a la mejora de sus condiciones de vida.


Visitas: 290

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Celia Escobar Schaerer