Aguarde un momento.


   
Tradicional técnica de producción de batata
Fecha: 09/12/2015

La batata es un cultivo tradicional, debido a su rusticidad; es de amplia difusión en las principales regiones edafoclimaticas del país. Su importancia radica en las múltiples aplicaciones que tiene en la alimentación humana, animal, así como en la industria.


En este material se presentan cuatro variedades de la batata, por su alta capacidad productiva y su ciclo corto junto a las técnicas de producción de las mismas.

1- Jety Pyta Guazú
Variedad vigorosa y de alto rendimiento, raíces de piel roja-morada, pulpa de color crema, tamaño mediano y de forma elíptica alargada, su ciclo de producción es de 120 días.

2- Jety Andai
Plantas vigorosas de alto rendimiento de color morado, pulpa de color amarillo, de forma redonda, ciclo de producción 120 días.

3- Jety Uruguayo
Variedad de gran rendimiento, raíces de piel color crema, pulpa de color blanca y de forma elíptica. Ciclo de producción 100 días.

4- Jety Japonés
Variedad más exigente en nutrientes, produce tubérculos de color rojo morado en forma externa, pulpa de color amarillo, muy dulce, de forma alargada y uniforme, ciclo de producción 120 días.

Para la preparación de suelo se debe realizar una arada y una rastreada de nivelación, esta segunda operación puede ser aprovechada para la incorporación de la materia orgánica en forma de estiércol bien descompuesto a razón de 3-5 kg/m2 Y 150 A 200 G/m2 de fertilizante compuesto (NPK). Después se procede al levantamiento de los camellones se forman mediante dos pasadas de ida y dos de vuelta de un arado de vertedera.

Este rubro se puede plantar desde setiembre hasta marzo, las plantaciones de marzo, son para la formación de raíz en julio. El material utilizado para la plantación es el esqueje, que consiste en el corte de 40 a 50 cm de la parte terminal de la rama, con 7 a 8 yemas. La distancia de plantación debe ser de esta manera, Entre hileras: 80 cm a 1 metro, entre plantas: 40 a 50 cm, densidad: 41.666 plantas/ha.

El sistema más recomendado para las variedades disponibles, es la plantación en camellones los cuales una vez levantados, se nivelan en la parte superior con una azada, para posteriormente llevar a cabo la apertura del hoyo con un palo con punta (ybyra akua) en donde son colocados los esquejes en forma vertical, enterrando de 3 a 4 yemas, ejerciendo una leve presión en el suelo para su fijación.

El sistema de fertilización de cobertura es el siguiente; 200 kg/hectárea de 18-46-0, 225 kg/hectárea de 0-0-60. Se realiza la mezcla momentos antes de la aplicación y se aplica en hoyos por plantas o en surcos laterales a las hileras.

En cuanto al riego que corresponde a este cultivo, es importante que el suelo este bien húmedo, para favorecer el enraizamiento de los esquejes, por eso es recomendable regar bien la parcela por lo menos hasta el tercer día después de la plantación. El replante se realiza entre los 7 a 10 días después de la plantación. Es recomendable cuando las pérdidas de esquejes superan el 15%. El aporque se realiza a los 40 a 50 días después de la plantación.

Cabe destacar que el cultivo de este rubro puede ser atacado por algunas plagas y enfermedades pero los daños no llegan a ser considerables, por eso no se aconseja tratamiento químico alguno.

Las variedades citadas en este material son de ciclo corto, por lo que pueden ser cosechadas a los 100 a 120 días. Luego de ser cortadas las ramas, los tubérculos pueden ponerse al descubierto con una azada o con un arado de vertedera y recolectados en forma manual, finalmente a la hora de conservar se amontonan los tubérculos en un local con buena ventilación. Temperatura conservación 11-15°C. Humedad 80-85%.


Visitas: 1398

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Diana Martinetti