Aguarde un momento.


   
Segundo Concurso de Buenas Prácticas en Agricultura Familiar
Fecha: 17/11/2015

La presentación del 2do concurso de buenas prácticas en agricultura familiar, se hará en Asunción del Paraguay, en el marco de la XXIV Reunión Especializada de Agricultura Familiar que se realizará en el hotel Guaraní Esplendor entre el 23 y el 27 de noviembre.


El objetivo del evento es premiar y publicar las experiencias de buenas prácticas en agricultura familiar que han tenido un impacto significativo en beneficio de sus protagonistas, de sus comunidades y de la agricultura familiar como una alternativa viable, conveniente y sustentable.

Este concurso premiará y difundirá experiencias exitosas en sus contextos locales, que puedan constituirse en disparadoras de ideas y experiencias aplicables en otros contextos diversos. Tiene carácter regional y comprende Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Ecuador. Organizado por el Programa Fidamercosur (CLAEH).

Cada experiencia concursante de buenas prácticas desarrolladas por agricultores familiares podrá presentarse a solo una de las siguientes categorías:

• Asociativismo para crecer
Esta categoría comprende aquellas experiencias que tienen su eje en la acción de una asociación o cooperativa de agricultores familiares para el logro efectivo de sus objetivos de producción, comercialización, capacitación, etc.

•Jóvenes en acción
En esta categoría califican las experiencias de agricultura familiar en que la presencia activa de jóvenes ha resultado fundamental para el desempeño exitoso o la sustentabilidad del emprendimiento.

• Innovación tecnológica/tecnologías apropiadas
En esta categoría se evalúan las experiencias de agricultura familiar que se distinguen por el empleo de tecnologías innovadoras/tecnologías apropiadas para resolver un problema o necesidad con eficacia y eficiencia.

• Perspectiva de género
Esta categoría evalúa experiencias que han contribuido a achicar la brecha de género en la agricultura, generando una mayor participación de las mujeres en ámbitos de decisión de los emprendimientos familiares y de las organizaciones, o que han tenido un mejor acceso a los recursos productivos, la educación, los servicios financieros y los mercados de trabajo en el sector rural.

Habrá un total de ocho premios, correspondientes a dos premios por cada categoría, según el siguiente esquema:

• Primer premio (uno por cada categoría, total cuatro :

1. Participación y presentación del proyecto en la XXV REAF a realizarse en 2016 en Uruguay, con todos los gastos pagos (a confirmar).
2. La suma de USD 2.000.
Recibirá el premio la persona que presenta la experiencia en su calidad de responsable o de representante de los responsables.

• Segundo premio (uno por cada categoría, total cuatro):

1. Participación y presentación del Proyecto en la XXV REAF a realizarse en 2016 en Uruguay, con todos los gastos pagos (a confirmar).

2. La suma de USD 1.000.
Recibirá el premio la persona que presenta la experiencia en su calidad de responsable o representante de los responsables de esta.
Además se entregarán cuatro menciones generales seleccionadas entre todas las experiencias presentadas:

• Una mención a las actividades vinculadas a la agroecología.

• Una mención a las actividades vinculadas a las compras públicas.
• Una mención a la eficiencia en el combate a la pobreza rural.
• Una mención al desarrollo comunitario.

Las experiencias ganadoras y las que el jurado entienda merecedoras de tal distinción, se difundirán a través del sitio web del Programa Fidamercosur CLAEH, así como de publicaciones en distintos formatos (textual o audiovisual) destinadas a tal efecto.

En el mes de mayo de 2016 se realizará la comunicación de la premiación a través de la prensa, la página web del programa y sus redes sociales. Se comunicará además por correo electrónico a cada uno de los participantes premiados.

En lo que respecta a la modalidad de inscripción, las bases estarán disponibles en el sitio web www.fidamercosur.org a partir del 1 de setiembre de 2015. Las postulaciones podrán ser presentadas por sus responsables o de quienes estos designen en su nombre, mediante el formulario electrónico establecido a tal efecto y disponible en el sitio webwww.fidamercosur.org, durante el período de inscripción, del 15 de setiembre de 2015 al 31 de marzo de 2016.

La fecha límite de recepción de postulaciones será el día 31 de marzo de 2016 a las 19 horas.

Los requisitos para participar son los siguientes:

- Constituir emprendimientos llevados adelante en el ámbito de los países del Mercosur ampliado (Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Ecuador), de los siguientes tipos:

- Individuales: de agricultores familiares según la definición de tales establecida por la resolución n.º 25/07 del Mercosur:

Art. 1. Los agricultores/as destinatarios de las políticas públicas diferenciadas dirigidas al sector de la agricultura familiar serán aquellos cuyos establecimientos cumplan, como mínimo, con todos y cada uno de los siguientes criterios:

i) La mano de obra ocupada en el establecimiento corresponderá predominantemente a la familia, siendo limitada la ocupación de trabajadores contratados.

ii) la familia será responsable directa de la producción y gestión de las actividades agropecuarias y residirá en el propio establecimiento o en una localidad próxima.

iii) los recursos productivos utilizados serán compatibles con la capacidad de trabajo de la familia, con la actividad desarrollada y con la tecnología utilizada, de acuerdo con la realidad de cada país.

Son también parte de la agricultura familiar, siempre que se respeten los criterios enumerados supra, los productores/as rurales sin tierra, los beneficiarios/as de los procesos de reforma agraria o programas de acceso y permanencia en la tierra, como también las comunidades de productores/as que hacen uso común de la tierra.

- Colectivos: llevados adelante por el trabajo conjunto de dos o más agricultores familiares.

Se debe presentar la descripción de la experiencia en el formulario electrónico disponible a tal efecto en el sitio web www.fidamercosur.org. La experiencia deberá tener una antigüedad mínima de seis meses al momento de su presentación y estar vigente a la fecha de inicio del concurso.

Los criterios que serán evaluados dentro de la competencia son:

• Antecedentes y trayectoria del emprendimiento.
• Calidad en términos de buenas prácticas agrícolas
• Marketing y comercialización
• Innovación, creatividad y posibilidad de transferencia
• Sustentabilidad y sostenibilidad de la experiencia
• Inserción e impacto en las condiciones de vida de las personas y el desarrollo local
• Inclusión (género, edad, ingreso, condición física)
• Destaque y promoción de experiencias vinculadas a la agroecología y de actividades vinculadas a las compras públicas.

Antecedentes del Concurso de Buenas Prácticas en Agricultura Familiar

Durante el 2014 se realizó el Primer Concurso de Buenas Prácticas en Agricultura Familiar, con motivo del Año Internacional de la Agricultura Familiar. Nuevamente en el 2015, el Programa Fidamercosur CLAEH invita a participar en el segundo concurso de “Buenas prácticas en agricultura familiar” que premiará y difundirá experiencias exitosas en sus contextos locales, que puedan constituirse en disparadoras de ideas y experiencias aplicables a contextos diversos.

Justificación del concurso

En una región netamente exportadora de alimentos como el Mercosur, no se reconocía más que la existencia de “una sola agricultura”, la que debía ser atendida con medidas de política que potenciaran su competitividad natural y que mediante nuevas tecnologías y una liberalización progresiva del comercio le permitieran expresar al máximo su potencialidad en el mercado internacional, especialmente en el mercado de los commodities. La población rural pobre y la agricultura de subsistencia, de mercado local o aun de producción para el mercado interno sin una posición exportadora, que no pudiese “subirse” a las nuevas oportunidades de mercado, debía ser atendida con políticas compensatorias más de tipo social que productivas o económico-comerciales.
La agricultura familiar, la pequeña agricultura, la agricultura de subsistencia, los trabajadores rurales sin tierras, los colonos o asentados, incapaces de abordar las exigencias de los mercados de exportación o aun de los mercados nacionales, eran materia de las inversiones en el plano social, de los ministerios de bienestar o desarrollo social y no de los ministerios productivos como los de agricultura. Eran parte del gasto social y no de la inversión económica. Las políticas para este sector eran claramente de tipo compensatorias y los proyectos de financiamiento o cooperación externa, que se gestaban al amparo de estas definiciones, referían a la pequeña agricultura y A los sectores rurales vulnerables como un problema eterno que solo la migración hacia las áreas urbanas resolvería. Mientras tanto, los recursos (en gran medida) se dedicarían a mitigar las consecuencias de la pobreza y no a combatir sus causas.
En todos estos años, el FIDA mantuvo y aumentó su apoyo y compromiso a través de su programa regional para el Mercosur, y la REAF se consolidó como un espacio de diálogo político entre y dentro de los países del Mercosur ampliado, entre delegados de los gobiernos y dirigentes de las organizaciones sociales representativas.


Visitas: 1229

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Diana Martinetti