Aguarde un momento.


   
Estado actual de El Niño y perspectiva para los próximos meses
Fecha: 08/10/2015

El Centro Regional del Clima para el Sur de América del Sur presentó un informe sobre el estado actual del fenómeno del Niño y las perspectivas para los próximos meses.


El documento menciona que ‘las condiciones actuales son de un Niño fuerte. Hay una probabilidad mayor al 95% de que esta fase cálida continúe hasta el verano 2015-2016.
Persisten anomalías positivas de la temperatura superficial del mar (TSM) mayores a +2°C en el este del océano Pacifico ecuatorial. En la región Niño 3.4 la anomalía en el trimestre mayo-julio fue de +1.0°C. Los indicadores atmosféricos muestran el acoplamiento entre el mar y la atmósfera. Se prevé para los próximos meses que la magnitud de este evento continúe aumentando, pudiendo alcanzar o superar +2.0°C en el trimestre octubre-diciembre, lo que significa que estaríamos entre los cuatro Niños más fuertes de los últimos 50 años (1972/1973, 1982/1983, 1997-1998).
En la primavera de años Niño se ven favorecidas las precipitaciones en el sur de Brasil, Uruguay, este de Paraguay, noreste de Argentina y centro-sur de Chile. Esta señal también se observa en los modelos climáticos que en su mayoría indican mayor probabilidad de precipitaciones por encima de lo normal en dichas zonas.

Posibles impactos sobre la región Sur de América del Sur
Durante la primavera de años Niño, hay mayor probabilidad de ocurrencia de precipitaciones por sobre lo normal en el sur de Brasil, Uruguay, este de Paraguay, noreste y centro-este de Argentina, centro y noroeste de la Patagonia argentina y centro-sur de Chile (figura 1). Expresado en términos de anomalía promedio, los valores son mayores a +25 mm superando en algunos sectores +100 mm. Anomalías negativas corresponden al norte de Bolivia, noroeste de Argentina, oeste de Paraguay y parte de Brasil, al norte de 20°S.
En cuanto a las temperaturas medias la señal es menor. Se destacan valores levemente inferiores a los normales en la Patagonia argentina; valores levemente superiores a los normales en el norte.

Argentina, sur de Bolivia, oeste de Paraguay y en el centro de Brasil, en el resto de la región se observan valores próximos a los normales.

De los 18 años Niño que tuvieron lugar desde 1961, este año tiene un comportamiento más cercano a los siguientes años Niño fuertes: 1965-1966, 1972-1973, 1982-1983, 1986-1987, 1991-1992 y 1997-1998.
Estos años Niño se seleccionan considerando tanto el comportamiento del océano cómo de la atmósfera.
Para los trimestres septiembre-noviembre y octubre-diciembre, la anomalía de precipitación está asociada a los eventos Niño fuertes. En ambos casos se observan precipitaciones superiores a las normales en el sur de Brasil, este de Paraguay, este de Argentina y Uruguay, con desvíos que en sectores superan +100 mm. Asimismo en el centro-sur de Chile y noroeste Patagónico las anomalías son positivas, con valores entre +25-100 mm. Precipitaciones inferiores a las normales se observan en Brasil, al norte de 20°S, oeste de Paraguay, noroeste Argentino y gran parte de Bolivia.

Pronóstico para el trimestre septiembre-noviembre
Tanto el modelo estadístico del Centro Regional del Clima para el Sur de América del Sur cómo el multimodelo del Centro líder de la Organización Meteorológica Mundial, coinciden con la señal de El Niño indicando mayor probabilidad de ocurrencia de lluvias superiores a las normales en Uruguay, sur de Brasil, este de Paraguay, noreste de Argentina, noroeste de la Patagonia argentina y centro-sur de Chile con probabilidades mayores a 60%”, concluye.


Visitas: 1530

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Fatme Urbieta