Aguarde un momento.


   
Guía de principales rubros para la seguridad alimentaria
Fecha: 02/09/2015

Este material, es una guía técnica de los principales rubros para la seguridad alimentaria, brinda las fechas adecuadas por rubro para realizar la preparación de suelo, cuidados culturales, siembra, control de malezas, plagas y cosechas.


La guía fue elaborada por el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), a través del Viceministerio de Agricultura (VMA), con el Programa de Producción de Alimentos por la Agricultura Familiar (PPA).

El Maíz

Semilla: Realizar una buena selección de plantas y mazorcas para obtención de semillas.
Densidad: Para obtener una población de 50.000-55.000 plantas por hectárea se debe sembrar a una distancia de 80-100 cm entre hileras y 20-40 cm entre planta dejando 4-5 plantas por metro lineal.
Suelos y fertilidad: Cultivar en suelos fértiles a medianamente fértiles. Recuperar los suelos pobres con abonos verdes y/o aplicar fertilizantes químicos.
Cosecha: Se puede cosechar como choclo o al final del ciclo. El grano debe tener 14% de humedad para su almacenamiento. Del cultivo bien manejado se puede obtener un rendimiento entre 2-3 toneladas por hectárea.
La práctica de conservación de granos es necesaria a fin de disponer para el consumo familiar durante el año, se puede realizar en silo metálico, tambor con cierre hermético previamente tratado con producto fumigante o en mazorca en perchel.

Respecto a las fechas de: preparación de suelo se debe realizar entre julio a febrero, cuidados culturales, de setiembre a mayo, siembra, de julio a marzo, control de malezas, de setiembre a febrero, control de plagas, de setiembre a mayo y la cosecha de noviembre a junio.

Poroto

Semilla: la semilla debe poseer un 80% de poder germinativo como mínimo y un alto grado de pureza, principalmente libre de semilla de malezas y sin mezclas de variedades. Las variedades recomendadas son Pyta´i y San Francisco-i, con ciclo de 2,5 meses, semi enrame y de buena calidad culinaria. Entre los ciclos largos se mencionan San Francisco Guazú e Inga, con 4,5 a 6 meses de ciclo, de tamaño grande, redondo y color claro como Guaicurú, Israel, Manteca y Florman.
Densidad: la densidad de siembra es distinta según la variedad. Para variedad de ciclo corto la distancia entre hileras; 70-90 cm entre plantas y para ciclo largo 80-90 cm entre hileras y 40 cm entre plantas.
Suelos y fertilidad: Puede cultivarse en todo tipo de suelo. Con buenos rendimientos en suelos arcillo-arenoso o areno-arcilloso y con buen drenaje. Es un cultivo de clima tropical, no soporta los vientos fríos ni heladas, con temperatura óptima entre 20° y 35°C.
Control de maleza: el poroto es sensible a la competencia con malezas sobre todo el período de 30 días después de la emergencia. Realizar las carpidas con azada y cultivadoras según necesidad.
Cosecha: La cosecha del poroto preferentemente es manual y permite seleccionar las vainas secas de las verdes. En cuanto a la trilla puede ser manual batiéndose con palo hasta separar los granos de la cáscara y luego se limpia, y la mecánica con una trilladora estática o automotriz.

Respecto a las fechas de preparación de suelo debe ser de; julio a diciembre, cuidados culturales, de setiembre a febrero, siembra, de agosto a febrero, control de malezas, de setiembre a marzo, control de plagas de setiembre a marzo y la cosecha de noviembre a mayo.

Mandioca

Semilla: obtener semillas de buena calidad genética y fitosanitarias seleccionando plantas vigorosas, uniformes, sanas y sin mezclas de variedades.
Densidad: En suelo degradado, 14.000 plantas/ha (1m x 0,70m). Suelo fértil, 10.000 plantas/ha (1m x 1m).
Suelos y fertilidad: medianamente fértiles a fértiles bien drenados. Los suelos pobres deben ser mejorados previamente con abonos verdes, cal y/o fertilizantes.
Control de maleza: realizar 3 a 4 carpidas para mantener el cultivo libre de malezas hasta 100 días. Con siembra directa puede reducirse 1 a 2 operaciones. Existen herbicidas post emergentes para hojas finas.
Cosecha: Manual, en forma gradual o de una sola vez

Respecto a las fechas de preparación de suelo se debe realizar en julio, mayo y junio, la siembra de julio a octubre, el control de malezas de agosto a febrero, el control de plagas de octubre a marzo y la cosecha de abril a junio.

Maní

Semilla: se debe conservar en su cápsula lo más cercano posible al día de la siembra, clasificar por tamaño y calidad, destinando para la siembra los granos medianos, sanos y de aspecto brilloso. El poder germinativo debe ser de 80 a 85%.
La cantidad de semillas para siembra a mano: 60 a 70 kg/ha; a máquina 70 a 80kg/ha.
Densidad: el espaciamiento para variedad de ciclo corto, 60 70 cm entre hileras y 25-30 cm entre plantas.
Variedad de ciclo largo 80-100cm entre hileras y 50cm entre plantas.
Suelos y fertilidad: el suelo para el cultivo del maní debe ser de textura franco-arenoso o franco-limoso, tener buen drenaje y aireación, estar libre de capas endurecidas que obstaculicen el desarrollo de las raíces y tener ph 6,0 a 7,0.
Control de maleza: es importante mantener el cultivo libre de malezas en la 1° etapa de crecimiento, por lo menos los primeros 60 días, para conseguirla se debe realizar 1-2 carpidas con azada y complementar con aporque, esta práctica favorece la formación de cápsulas.
Cosecha: la cosecha es una cadena de operaciones que incluyen: arrancado, trillado, secado, seleccionado y almacenaje. Las variedades de ciclo corto se cosechan a los 120 o 130 días y las de ciclo largo a los 165 0 185 días. El rendimiento varía de 1000 a 2000 kg/ha.

En lo que respecta a las fechas de preparación de suelo se debe realizar, de julio a agosto, cuidados culturales de noviembre a febrero, siembra de setiembre a febrero, control de malezas de octubre a marzo, control de plagas, de noviembre a marzo y cosecha de diciembre a abril.

Arveja

Semilla: la calidad de la semilla es un componente de la tecnología que favorece buena densidad, uniformidad del cultivo y mayor rendimiento. La semilla debe tener un mínimo de 80% de poder germinativo y ser razonablemente pura y libre de semillas de malezas.
Densidad: la distancia de siembra es de 40-60 cm entre hileras y 30 cm entre plantas.
Suelos y fertilidad: Prefiere suelos sueltos y fértiles, algo húmedos que tenga materia organiza en descomposición, con buena retención de agua o capacidad de campo de aproximadamente 60% considerando que es un cultivo de ciclo corto y sistema radicular superficial y tiene requerimiento alto de agua en la floración y etapas de formación de vaina y en cuanto a los nutrientes del suelo es fundamental la disponibilidad de fósforo.
Control de maleza: Durante la etapa de desarrollo vegetativo se deberá mantener libre de competencia con malezas, esto ocurre el primer mes luego de la germinación, para conseguir se debe realizar 1-2 carpidas con azadas.
Cosecha: se puede hacer en estado verde para el consumo en fresco a partir de 100 días de la siembra, cuando su ciclo vegetativo haya terminado para grano seco este ocurre cuando la planta presenta amarilleo y la vaina se desgrane fácilmente, la cosecha en pequeña escala generalmente se realiza en forma manual. El cultivo bien manejado puede alcanzar un rendimiento promedio de 900kg/ha.
En lo que respecta a preparación de suelos, se debe hacer, desde febrero a junio, cuidados culturales, desde julio a agosto y de nuevo desde abril a junio, siembra, desde marzo a junio, control de malezas desde julio a agosto y de nuevo a abril a junio, control de plagas desde julio a agosto y de nuevo en mayo y junio la cosecha desde julio a octubre y de nuevo en junio.

Habilla

Semilla: el uso de semillas de buena calidad es fundamental para el éxito del cultivo. El productor debe seleccionarlas y desinfectarlas, si produce su propia semilla. Si esta es adquirida, debe asegurarse que tenga un poder germinativo del 80% y que corresponda a la variedad deseada.
Las variedades son la Carioca; el ciclo vegetativo es de 90 a 95 días, la semilla es de color crema con motas oscuras, de forma alargada, negra; el ciclo vegetativo de 80 a 85 días, con coloración negra, Criollo; de granos medianos o grandes, cuyo nombre común varía según la zona, éstas son: piririta, cuarenta, clavel, entre otros y el ciclo vegetativo es de 80 a 85 días.
Densidad: la distancia para la siembra es de 60-70cm entre hileras y 20-25cm entre plantas.
Suelos y fertilidad: se adapta mejor a suelos moderadamente fértiles, con buen contenido de materia orgánica; no son recomendadas los suelos rojos, húmedos y compactos. Tiene buen comportamiento en climas tropicales y subtropicales es muy sensible a las bajas y altas temporadas.
Control de maleza: según necesidad deben realizarse labores ene l cultivo en tiempo y momento oportuno, carpidas con azada o cultivadoras.
Cosecha: se realiza cuando las plantas y las vainas se secan y se pueden efectuar por uno de estos métodos: arranque manual y trilla mecánica.

En lo que respecta a fechas de preparación de suelos, se debe realizar, desde julio a febrero, cuidados culturales, desde julio a marzo, siembra, desde julio a febrero, control de malezas, desde agosto a marzo, control de plagas desde agosto a marzo y la cosecha de octubre a junio.

















Visitas: 1940

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Diana Martinetti