Aguarde un momento.


   
Ecuador y Paraguay transformarán el sector productivo de banana
Fecha: 16/07/2015

Los Ministerios de Agricultura y Ganadería de Paraguay y Ecuador establecieron este jueves las bases para iniciar un intercambio dinámico de experiencias, tecnologías y metodologías para transformar al sector productivo de banana de nuestro país.


Estas bases fueron acordadas en la reunión mantenida entre el ministro, Jorge Gattini; el Viceministro de Agricultura del Ecuador, Luis Valverde; el embajador ecuatoriano en Paraguay, José Núñez Tamayo; los viceministros paraguayos de Agricultura, Mario León; de Ganadería, Marcos Medina, representantes de instituciones ligadas a la producción y líderes del sector productivo bananero paraguayo.
El viceministro ecuatoriano dijo que Ecuador desea devolver al Paraguay el gesto de haber permitido a su país acceder a la alta genética de ganado vacuno, exportado recientemente a su país y que –según expresó- está empezando a cambiar el rostro de la producción ganadera ecuatoriana.
Durante este encuentro se acordó el envío, en pocos días más, de dos técnicos ecuatorianos, que visitarán las áreas de producción de banana en el Paraguay, a fin de elaborar, posteriormente, un informe crudo de la actual situación del sector bananero paraguayo.
Este informe servirá para conocer con exactitud los pasos que el Paraguay deberá seguir para adecuar su sistema productivo e ir preparándolo para exportar banana a mercados más exigentes.
Actualmente, el Paraguay produce en un área de cultivo no mayor de 6 mil hectáreas. Su rendimiento es de unas 1.500 cajas -de 22 kilos cada una- por hectárea, bajo un costo variable que va de 1 a 1,5 dólares por cada caja.
El 30 por ciento de la producción total de banana es destinado al consumo interno y el resto es exportado al Brasil y a la Argentina.
Según datos suministrados por los productores que participaron de este encuentro, uno de los problemas que enfrenta el sector paraguayo es la ausencia de comercios que se dediquen a ofrecer productos e insumos utilizados en las siembras y que van desde la disponibilidad de variedades de plátanos hasta los productos fitosanitarios que se requieren para obtener el rendimiento esperado en un cultivo.
Otro factor preocupante es el sistema de empaque. Los productores ven la necesidad de adoptar el uso de embalajes de cartón en vez de la madera. Explicaron que Argentina viene utilizando los empaques de cartón desde hace un tiempo, a diferencia de Paraguay y Brasil, que siguen recurriendo a las cajas de madera en sus exportaciones.

PRIMER EXPORTADOR DEL MUNDO

Ecuador es actualmente el primer exportador de banana en el mundo.
Durante los últimos años –reveló el viceministro Valverde- Ecuador ha mejorado su sistema productivo, desde el desarrollo de variedades mejoradas hasta el manejo de los cultivos, su cuidado y la colocación del producto en los mercados más exigentes del mundo.
Ecuador exporta banana a Norteamérica, Europa y oriente, cumpliendo con todos los estándares de calidad exigidos y las certificaciones internacionales necesarias.
Sin embargo –dijo Valverde- Ecuador sigue siendo un país productor de materia prima en espera de incorporar, en el futuro, valor agregado a la producción primaria.
A diferencia de Paraguay, Ecuador produce entre 2 y 3 mil cajas de banana por hectárea, a un costo de 4,8 dólares cada una, en el formato más barato y hasta 15 dólares para las de mayor calidad.
Ecuador exporta el remanente de su producción a Chile y una mezcla de la clase de mediana calidad a la Argentina, por lo que -explicaron al ministro Gattini y a los productores- será necesario que el Paraguay inicie la transformación de su sistema productivo a fin de navegar, a la par que Ecuador, hacia los mercados más exigentes: Europa y Norteamérica.
“Todo esto –dijo el viceministro ecuatoriano- no será posible en corto plazo sino que llevará algunos años”. “Sin embargo, vamos a empezar el proceso hasta llegar al final”.
Para avanzar de manera dinámica, Valverde pidió a sus pares viceministros paraguayos evitar la burocracia en la comunicación. Las notas o cartas pueden llevar semanas en responderse, explicó.
“Hagamos contactos directos, usando mails o el whatsapp”, sugirió.
Valverde ofreció al Paraguay, además, un intercambio en las experiencias agrícolas. Ecuador dispone de vasta experiencia no solo en el cultivo de banana sino en rubros de alto rendimiento como el cacao, la materia base de la elaboración del chocolate.
En contrapartida, Valverde solicitó permitir a su país acceder a las variedades de semillas que permitan a los ecuatorianos aumentar su capacidad productiva de granos como el arroz, maíz, soja u otros rubros como el trigo.
El viceministro ecuatoriano dijo que Paraguay no necesitará de transitar por un proceso demasiado largo para lograr la eficiencia en estos rubros, pues, Ecuador está dispuesto a ceder todos los conocimientos, listado de productos fitosanitarios y variedades adaptables para desarrollarlos.
Ofreció al Servicio Nacional de Sanidad Vegetal y Calidad de Semillas (SENAVE), cuyo representante asistía en el encuentro, todos los respaldos de las investigaciones y detalles, a fin de que la institución encargada de los controles y aprobaciones para el sector agrícola, pueda agilizar la adopción de los reglamentos para su pronta aplicación.
“No hará falta que pasen 30 años para investigar y adoptar los reglamentos. Nosotros ya hicimos ese paso”, ofreció Valverde.
Una de las medidas que Ecuador adoptó y que reveló Valderde es que en ese país actualmente está prohibido cultivar banana fuera de las áreas ya existentes. Los productores no pueden extender los cultivos sino renovarlos.
Esto –explicó el viceministro ecuatoriano- asegura que los agricultores no terminen perdiendo dinero, pues, todo está planificado, de acuerdo a la demanda de los mercados internacionales.
Además –acotó- alivia las presiones políticas en los sectores rurales, evitando que se genere cualquier tipo de inquietud en las familias por causa de precios inestables.
Durante este encuentro fueron abordados todos los detalles que deberán ser tenidos en cuenta durante el proceso de transformación del sector productivo bananero paraguayo. Uno de ellos es el de la amenaza de los ataques de plaga.
Valverde recordó que el Fusarium es la más grave amenaza existente para los cultivos de banana. Es una plaga causada por un hongo, muy extendida en Africa y otras regiones del otro continente.
En América se la conoce como “el mal de Panamá”, por haber sido el causante del más grave ataque en la historia de los cultivos de banana en el mundo.
El ataque de este mal a Ecuador hace una década atrás quebró al sector, refirió Valverde.
Indicó que introducir nuevas variedades de banana en el Paraguay podría ser un riesgo ya que nuestro país, al igual que otras naciones de esta región, siguen libres del mal.
El fusarium ingresa en la planta a través de sus raíces, en orificios abiertos por otras plagas ajenas. La planta de banana muere lentamente sin causar daño a la fruta, permitiendo, incluso, que genere nuevos retoños, infectados, antes de morir, finalmente.
El Fusarium puede permanecer en el suelo por alrededor de 30 años y es capaz de invernar en plantas resistentes, que permanecen asintomáticas mientras el inquilino halla una especie susceptible de colonizar.
Otros aspectos que el sector bananero paraguayo deberá considerar son la certificación, el transporte para la exportación y la capacidad de carga de los barcos. También, la disponibilidad de contenedores si la demanda fuese alta y el período de tiempo que el producto es capaz de permanecer embalado, mientras transcurre su viaje por los mares.
La banana puede resistir no más de 40 días, antes de su consumo. Esto reduce las posibilidades de su embarque por alta mar, considerando que el Paraguay es un país mediterráneo, exigido por los controles de paso en los países con costas marítimas, como el Brasil o la Argentina, por cuyos ríos y puertos la carga bananera deberá necesariamente pasar.
La misión ecuatoriana que se reunió con el ministro Gattini y los productores paraguayos aconsejó al Gobierno incentivar la asociación de los productores, de ser posible por los mecanismos del cooperativismo. Trabajar asociados permite planificar mejor los cultivos, abaratar los costos y concentrar las ofertas por un solo canal, explicó.
La reunión culminó acordándose la creación de un Acta-compromiso, que incluya fechas del intercambio de visitas en ambos países y la elaboración de una Agenda que permita quemar las etapas mientras se avanza sobre el objetivo, que es lograr ubicar al Paraguay en la lista de países productores de banana de alta calidad en el mundo.


Visitas: 2255

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: Alberto Ledesma