Aguarde un momento.


   
Gobierno fortalecerá plan de seguridad alimentaria “codo a codo” con la FAO
Fecha: 18/05/2014

El ministro de Agricultura, Jorge Gattini y el de Planificación, José Molinas, acompañaron en la mañana de este lunes al representante de la FAO, Raúl Benítez, a una reunión con el presidente, Horacio Cartes, en el Palacio de López. Al finalizar la reunión los periodistas preguntaron sobre qué giró el encuentro. La respuesta fue: lucha contra la pobreza y seguridad alimentaria.


El ministro de Planificación explicó que el punto central del encuentro fue la preocupación de las Naciones Unidas respecto del hambre en el mundo, un tema del cual el Paraguay no escapa.
Para este encuentro, la ONU envió a su representante regional del Organismo para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), quien dialogó con el Primer Mandatario, acompañado de los dos ministros responsables del área: Agricultura y lucha contra la pobreza.
Antes de dar la palabra al representante de la FAO, Molinas explicó que el organismo de la ONU empezará a trabajar más de cerca con los extensionistas del MAG, realizando evaluaciones y coadyuvando la labor de la cartera agropecuaria sobre estos aspectos.
Indicó, en otro momento, que el Gobierno ha identificado 23 mil familias en situación de vulnerabilidad, sobre quienes el Estado trabajará de forma directa a través del programa Tekoporá, de la Secretaría de Acción Social (SAS), a fin de que los recursos les llegue inmediatamente, ayudando así a sus necesidades inmediatas interin las demás carteras trabajan en articular políticas que hagan sostenible los programas, hasta que los mismos salgan de la pobreza y se valgan de sí mismos.
Benítez dijo, a su turno, que Cartes les indicó, con claridad, cuál es el objetivo de su Gobierno.
Según afirmó el representante de la FAO, la reducción de la pobreza y un mejor acceso a la alimentación, principalmente en las comunidades rurales, son los temas centrales del gobierno Cartes. “Y en este sentido -comentó Benítez- vamos a estar trabajando codo a codo con el Gobierno”.
Indicó que la FAO trabajará coadyuvando en los planes con que ya cuenta el MAG y que son la tecnificación del campo y el acceso de la producción a los mercados.
El ministro de Agricultura explicó que “lo primero es el alimentar en la brevedad” a los más necesitados y que para ello harán su parte los organismos encargados, “y el otro punto es capacitarlos para que ellos mismos puedan generar, a través de la producción o de los servicios que puedan ofrecer, los ingresos que les permitan acceder a la alimentación”.
“Y eso va más allá de uno o dos ministerios sino que involucra a otros entes como el Servicio Nacional de Promoción Profesional (SNPP), donde capacitan a pobres rurales, no solo en temas agrícolas -porque no todos quieren ser agricultores- sino en otros oficios como electricidad, hojalatería, albañilería y todo tipo habilidades que ofrezca a la gente un rápido acceso al empleo, para poder acceder al alimento”, explicó Gattini.
“Otro tema que se tocó en esta reunión –siguió diciendo Gattini- es la brecha que existe entre los más pobres y aquellos que trabajan con tecnificación”.
“En ese sentido estamos trabajando en técnicas apropiadas para los más vulnerables y en aspectos de innovación referentes a infraestructura para los cultivos, como sistemas de riego, invernaderos, etc, que les haga más productivos”, dijo.
“Los beneficios no solo van a los productores sino también a los consumidores, al permitir que hayan mejores precios que mantengan la actividad en el campo”, sostuvo el jefe de la cartera agropecuaria.
El ministro ofreció algunos parámetros de las metas del Ministerio de Agricultura en el presente período de gobierno.
“En el tema del mejoramiento de suelo, en el presente período de Gobierno queremos llegar a 250 mil hectáreas y sobre el punto de la tecnificación, como construcción de invernaderos, queremos llegar a mil invernaderos y alcanzar 5 mil durante el Gobierno actual. Sobre los sistemas de riegos queremos llegar a 30 mil hectáreas”, indicó Gattini.
Ante la consulta sobre los resultados que tendrá el Gobierno con estos trabajos, Gattini dijo que existe una curva de aprendizaje por la que el sistema, necesariamente, deberá pasar.
Esto significa que se deberá quemar etapas hasta obtener los resultados esperados.
En el período anterior se construyeron 46 invernaderos –reveló Gattni- mientras que en este Gobierno “ya hemos construido cien, y este año queremos llegar a 1.000”.
“Tenemos el dinero para eso”, enfatizó el jefe del MAG.
“Esto no se ha hecho en la magnitud que hubiésemos querido, con anterioridad, y hay una curva de aprendizaje que tenemos que asumir”, explicó.
El ministro sostuvo que las empresas privadas que están siendo involucradas en la construcción de invernaderos están absorbiendo conocimiento y experiencias y que completar el proceso hasta llegar a lo óptimo, necesariamente llevará su tiempo.
En otro momento, Gattini habló de aspectos estratégicos de la producción, para enfrentar las oscilaciones de precios que, por lo general, afecta a los productores.
“En lo que más estamos enfatizando es en el tema de la conversión de proteína vegetal a proteína animal. Hemos visto en experiencias y evidencias empíricas que un productor vende a 80 dólares la tonelada su maíz a los silos, mientras que de 4 toneladas del mismo maíz convierte en 1 tonelada de carne de cerdo si con ello alimenta a sus animales, y eso lo vende (la carne) en 1200 dólares la tonelada, que si hubiese comercializado solo como maíz, hubiese obtenido solamente 380 dólares”, sostuvo.


Visitas: 531

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: