Aguarde un momento.


   
Gobierno evaluó con productores su programa de Agricultura Familiar
Fecha: 05/05/0015

Unos 1500 productores y sus dirigentes realizaron un congreso para evaluar los trabajos del Gobierno en el campo de la Agricultura Familiar. Fue el martes 5 últmo, en el BCP. Asistió el presidente Horacio Cartes y sus ministros. Una carta le fue entregada al primer mandatario. El MAG trabaja en este proyecto a través de su Dirección de Extensión Agraria con el Programa de Producción de Alimentos (PPA).


Líderes de organizaciones campesinas de todo el país y representantes del programa gubernamental Sembrando Oportunidades realizaron esta mañana su primera Jornada de Evaluación del Programa de Modernización de la Agricultura Familiar Campesina.
El Congreso contó con la presencia de unos 1500 productores, asistidos por el Gobierno a través de sus distintos programas, coordinados por la Secretaría Técnica de Planificación.
El presidente, Horacio Cartes, y el ministro de Agricultura, Jorge Gatitni, encabezaron la ceremonia. El evento se llevó a cabo en Centro de Convenciones de la sede del Banco Central del Paraguay.
Además del presidente Cartes y del ministro Gattini, asistieron el titular de la Itaipú Binacional, James Spalding y los ministros de Planificación, José Molinas; de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona; Martha Lafuente, de Ecuación y Cultura; Guillermo Sosa, de Trabajo; Marcelo Soto, de la Secretaría de la Juventud y de titulares de entes como del Crédito Agrícola de Habilitación, Amanda León; del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Justo Cárdenas; de la Secretaría Nacional de la Vivienda (SENAVITAT), Soledad Núñez y del Banco Nacional de Fomento, Carlos Pereira, entre otros.
La Secretaría de Planificación ofreció un informe de los programas insignias con que cuenta el Gobierno para fortalecer al Programa de apoyo a la Agricultura Familiar Campesina y que son “la agricultura mecanizada y el de destronque de parcelas agrícolas”.
Estos programas abarcan la preparación de suelos, la siembra mecanizada y capacitación de los productores de la agricultura familiar. Estos dos programas insignias del proyecto Sembrando Oportunidades cuentan con el apoyo de varias instituciones y está financiado por la Itaipú Binacional.
En este sentido, el Gobierno trabaja con la Central de Cooperativas del Área Nacional (CENCOPAN), mediando convenios, firmados por el programa Sembrando Oportunidades y los responsables del gremio cooperativista.
En total, se cultivaron hasta ahora 10 mil hectáreas, con un financiamiento de 13.638.195.000 guaraníes, e incluyeron la siembra directa y la siembra líquida, según explicó Alberto Rautemberg, asesor técnico en Desarrollo Agropecuario de la Secretaría Técnica de Planificación, al evaluar el trabajo realizado.
La Unión de Gremios de la Producción (UGP) así como las empresas BioExport y Black Soil, contribuyeron con semillas de maíz, soja, sésamo y chía, entre otros rubros, para apoyar las labores del Gobierno Nacional.
Las familias de productores trabajaron en el cuidado de los cultivos, limpieza y cosecha, como contrapartida en el proyecto.
Los dirigentes de las organizaciones campesinas hicieron entrega al presidente Cartes de una carta, en la cual expresan sus puntos de vista y preocupaciones respecto al futuro de la Agricultura Familiar.
Desean continuidad, mayor planificación y una mejor disposición de líneas de crédito con facilidades que ayude a los agricultores a despegar y dejar la pobreza.
LA CARTA
La carta expresa cuanto sigue:
Sr. Horacio Cartes, Presidente de la República del Paraguay, Presente
Nos dirigimos a Ud. con el debido respeto en nombre de la totalidad de las comunidades campesinas beneficiadas con el Programa Sembrando Oportunidades y especialmente el Proyecto de Mecanización de la Agricultura Familiar, para compartir con Ud. algunas inquietudes y propuestas desde nuestro sector.
1- Destacamos la importancia del esfuerzo y las acciones del Gobierno Nacional para combatir la pobreza que afecta históricamente a amplios sectores de las poblaciones rurales, acciones tales como los Proyectos de Construcción de Viviendas, Instalación de Sistemas de Agua Corriente Potable, mejoramiento de caminos vecinales, el Proyecto de Mecanización Agrícola para los pequeños productores y otros, iniciados en el marco del Programa Sembrando Oportunidades y que está beneficiando a numerosas familias de escasos recursos de nuestras comunidades.
Sin embargo y específicamente respecto del Proyecto de Mecanización de la Agricultura Familiar, nos preocupan algunas cosas:
A) Su continuidad: Para nosotros es vital que el mismo tenga continuidad y se oriente hacia una transformación y una modernización total del sistema de producción de la agricultura familiar campesina.
Para ello es urgente y necesario el diseño de una política de Estado diferenciada para la Agricultura Familiar Campesina, cuyo objetivo estratégico sea no solo el arraigo y condiciones de vida digna para las familias rurales, sino fundamentalmente convertirlas en eficientes empresas, familiares y asociativas, de producción de alimentos sanos, de alta calidad biológica, capaz de satisfacer la demanda alimentaria de nuestro país, y de contribuir significativamente al combate contra el flagelo del hambre que afecta a numerosos pueblos del mundo, aprovechando para ello nuestras magníficas e incomparables ventajas comparativas, tales como agua dulce abundante y barata, lo mismo que la energía, un clima excelente para la producción agropecuaria y hortigranjera, y suelos fértiles, de alta capacidad productiva, sumados a nuestra voluntad y ganas de trabajar y salir del atraso, por citar sólo algunas.
B) Su profundidad: Proponemos que esta iniciativa sea profundizada hasta el punto preciso en que las propias comunidades agricultoras campesinas tengamos la capacidad de proseguir y desarrollar autónomamente la mecanización total de nuestro sistema de producción, equipándonos con la totalidad de maquinarias e implementos necesarios, así como con el soporte técnico-administrativo que requiere su implementación.
Para esto, el Estado necesariamente deberá en el corto plazo arbitrar los medios y mecanismos necesarios para habilitar líneas de crédito adecuadas, con baja tasa de interés, largo plazo de devolución y prudentes años de gracia, que nos permitan la adquisición de los modernos elementos y medios de producción, con los cuales podremos iniciar un verdadero proceso de desarrollo y modernización de la agricultura familiar campesina, abandonando definitivamente el obsoleto e ineficiente método de producción tradicional, así como la perniciosa práctica del asistencialismos estatal, que sólo promueve la corrupción, la mendicidad y la dependencia que envilecen y jamás ha promovido ni promoverá el desarrollo, la superación de la pobreza y la dignificación de las familias rurales.
C) Su alcance: Además el verdadero impacto positivo en la economía campesina, para la superación de la pobreza, sólo se logrará si este Programa tiene un alcance nacional y masivo.
En efecto, lo realizado hasta ahora si bien es cierto es sumamente auspicioso y de resultado alta y alentadoramente positivo, sin embargo, no pasará de ser un evento anecdótico y testimonial, rayano en el ya mencionado y criticado asistencialismo, si no se convierte en el nuevo paradigma de desarrollo económico y social diseñado e implementado por el Estado para la Agricultura Familiar Campesina en su totalidad, dentro del marco de una Política de Estado, tal como se plantea en el punto A.
2- Cadena de Valores
Este Programa de Gobierno no tendrá el éxito ni el impacto esperado si no se articula con otro de creación de cadenas de valores, transformando la producción primaria en productos cada vez más elaborados, con el siguiente doble objetivo:
A) Dar valor agregado a la producción primaria, aumentando de esta manera los ingresos familiares, algo estratégico en cualquier programa de combate a la pobreza.
B) Crear fuentes de trabajo para nuestros jóvenes, y combatir de esta manera el progresivo proceso de descampesinización, el desarraigo y la destrucción de la unidad de las familias rurales, fundamentalmente a causa de la falta de oportunidades laborales adecuadamente remuneradas para la juventud campesina.
3- Asistencia técnico y organización: Proponemos que la asistencia técnica del Estado se reoriente y promueva desde ahora la cooperativización de las comunidades distritales, en lugar de la tradicional promoción de pequeños comités de productores, absolutamente inservibles éstas para encarar seriamente un verdadero programa global de desarrollo económico y social de las comunidades campesinas.
4- Infraestructura y Servicios: Expresamos nuestro reclamo por la urgencia y necesidad de dotar y mejorar las infraestructuras y servicios básicos vitales, a las comunidades rurales tales como caminos, agua potable, energía eléctrica trifásica, sistema de educación diferenciada y de calidad, por citar algunos.
Al comprometer decididamente nuestro modesto concurso para llegar a tan esperado objetivo de superar definitivamente la pobreza campesina, con sus graves consecuencias sociales, hacemos propicia la oportunidad para saludarle con nuestra consideración más distinguida.
FIRMADO: LOS REPRESENTANTES DE LAS COMUNIDADES RURALES BENEFICIADAS.
Van las firmas.


Visitas: 1762

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: