Aguarde un momento.


   
El MAG, la ONU y Ministerio de la Mujer contra discriminación en sector rural
Fecha: 04/05/0015

El Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), Ministerio de la Mujer y agentes de la ONU realizaron en la mañana de este lunes la presentación de los materiales técnicos que tienen por finalidad la integración de las cuestiones de género a la plataforma productiva del sector agropecuario. Esta iniciativa forma parte de los esfuerzos de las Naciones Unidas por reducir la brecha entre hombres y mujeres respecto de las oportunidades de acceso al trabajo y el desarrollo.


A este evento asistieron el ministro de Agricultura, Jorge Gattini; la ministra secretaria de la Mujer, Ana María Baiardi; el representante residente del Sistema de Naciones Unidas en Paraguay, Cecilia Ugaz; el representante asistente de la FAO, Mabel López y el consultor técnico regional del proyecto, Alberto Ramírez.
Además, estuvieron los viceministros, Marcos Medina, Hugo Halley Merlo y Mario León, así como directores y autoridades de ambas reparticiones estatales y de entes como el Crédito Agrícola de Habilitación.
Esta reunión técnica forma parte de la estrategia metodológica por la transversalización de la perspectiva de género en las políticas públicas e incluye la puesta en vigencia de un marco legal básico, conceptual, para incorporar las perspectivas de género en las políticas públicas, en este caso, en el ámbito del MAG.
El ministro Gattini, en su mensaje, sostuvo que es incuestionable la efectividad del trabajo de la mujer en los sistemas productivos y que, en muchos aspectos, los llevan adelante incluso mejor que los hombres.
Por ello -enfatizó- la inclusión de la mujer es clave para el desarrollo de las zonas rurales.
La ministra de la Mujer felicitó, por su lado, a su colega del MAG por su colaboración en los esfuerzos por incorporar más efectivamente a la mujer en los procesos productivos.
Dijo que emitir una Resolución que favorece a la participación de la mujer en los sistemas productivos es una muestra valiente de los deseos de la administración actual del MAG por llevar adelante la igualdad de género.
“Si queremos desarrollar un país se debe incorporar a la mujer (al sistema productivo) porque es un agente de desarrollo en su familia y en su comunidad, y es la responsable de la alimentación de los hijos” dijo Baiardi.
“Si deseamos asegurar un país productivo -añadió- debemos asegurar la alimentación de los hijos”.

TRANSVERSALIZACIÓN DE LA
PERSPECTIVA DE GÉNERO

La Cuarta Conferencia Mundial de las Naciones Unidas sobre la Mujer, que se celebró en Beijing, China, en 1995, determinó el primer marco general y global de inclusión de la mujer en todos los programas sociales de los países y definió el término Transversalización de la Perspectiva de Género.
En 1997 fue aclarado el concepto de Transversalización de la Perspectiva de Género durante el Consejo Económico y Social de las Naciones Unidas, hecho que significó un avance positivo en los esfuerzos globales por la igualdad de género en el mundo.
Para la ONU, transversalizar la perspectiva de género es un proceso por el cual se busca valorar la necesidad de igualdad entre hombres y mujeres a la hora de planificar legislaciones, políticas o programas sociales, en todas las áreas y en todos los niveles.
“Es una estrategia para conseguir que las preocupaciones y experiencias de las mujeres, al igual que las de los hombres, sean parte integrante en la elaboración, puesta en marcha, control y evaluación de las políticas y de los programas en todas las esferas políticas, económicas y sociales, de manera que las mujeres y los hombres puedan beneficiarse de ellos igualmente y no se perpetúe la desigualdad”, dice la definición de esta estrategia.
“El objetivo final de la integración -añade- es conseguir la igualdad de los géneros”.
Para lograr el objetivo trazado por la ONU se requiere de acciones como la adoptada en la mañana de este lunes en el MAG, pues, la estrategia incluye llevar adelante actividades específicas en el marco de la igualdad en áreas donde existan circunstancias de desventaja para la mujer.
Las acciones llevadas adelante desde instituciones oficiales servirán de herramienta de lucha contra la discriminación directa o indirecta y podrán aplicarse específicamente a mujeres, hombres y mujeres -a la vez- o a hombres únicamente, si las circunstancias la requieren.
La política de la ONU y de los países signatarios de estos compromisos internacionales entienden que la igualdad de género no es un simple componente femenino o de concepto de igualdad de género dentro de una actividad corriente, sino, aumentar la participación de las mujeres en las esferas de manejos de intereses para lograr el éxito de programas de desarrollo específicos.
El plan de igualdad de género requiere, en este sentido, una transformación de las estructuras de trabajo y volverlas más incluyentes.
El MAG ha demostrado avances significativos en el campo del trabajo, principalmente en las zonas rurales. Experiencias exitosas como la de Caazapá (San Juan Nepomuceno, comité de productores Santa María), forman parte de estos esfuerzos.
La cartera agropecuaria coincide con la División de la ONU para el Adelanto de la Mujer, cuyos principios establecen que para avanzar en la igualdad de género es necesario la toma de decisiones en los más altos niveles de los gobiernos.
La ONU establece la necesidad de armar mecanismos para controlar los progresos sobre los trabajos realizados en favor de la igualdad de género, así como identificar problemas que llevan a una discriminación de género en los procesos de trabajo.
Otro punto que la ONU tiene en cuenta es evitar dar por sentado que existen cuestiones que son indiferentes desde la perspectiva de género.
Agrega que debe haber una permanente voluntad política, asignación de recursos (financieros y humanos) y seguimiento constante para que la sociedad avance en los deseos de eliminar las diferencias de género en la sociedad global.


Visitas: 1225

Publicado por: DEPARTAMENTO DE COMUNICACION

Redactor: